Cartas a los Miembros

Febrero 08, 2018

Queridos hermanos:

¡Este año 2018 comenzó de una manera impactante! Finalmente, después de meses de trabajo, el lunes 22 de enero empezamos a echar los cimientos de nuestro nuevo edificio de oficinas.

Produjimos un video para conmemorar la ocasión, que apareció en In Accord la misma semana. Usted puede encontrar este video posteado en la sección actualización de la construcción en la página de miembros de COGWA (members.cogwa.org/new-office/).

¡Enero fue un mes extraordinario! No sólo comenzamos a echar los cimientos de nuestro nuevo edificio, sino que además fuimos bendecidos con nuestro mayor ingreso en enero desde que comenzamos en diciembre 2010. Es muy animador ver el aumento con respecto a años anteriores. Por supuesto, un mes no hace todo el año, pero a medida que comenzamos febrero, estamos por encima del año pasado en cuanto a nuestros ingresos y por debajo de lo presupuestado en nuestros gastos.

También recibimos varias sorpresas en enero. La ciudad de McKinney nos informó que ahora nos piden que tengamos un camino de entrada más largo para poder salir de nuestra propiedad en la parte norte con el fin de alinearla con una calle futura que es parte de su plan central. No es necesario decir que esto supone un sobrecosto inesperado. Por haber tomado parte en otros proyectos de construcción anteriormente, sabía que estos costos inesperados vendrían. Hemos hecho lo mejor para estar preparados, pero fue animador ver el aumento de los ingresos en enero. Ahora estamos en mejor posición para absorber algunos de esos sobrecostos.

Febrero parece que va a ser otro mes ocupado. Sharron y yo viajaremos a Barbados junto con Arnold y Ann Hampton, para participar en el aniversario 50 de la congregación local, el sábado 10 de febrero. Fue el 3 de febrero de 1968, que la Iglesia de Dios Universal se reunió por primera vez en la isla. Stan Bass, con su esposa Millie, fue el primer pastor.

Nuestro fin de semana anual en el día del presidente se está planeando nuevamente para Branson, Missouri. Mike Blackwell, el pastor local del área nos informó que el hotel elegido como anfitrión del evento estaba completamente lleno. Estamos enviando a las personas que no caben allí a otro hotel cercano. Todo parece indicar que ésta será nuestra mayor asistencia en Branson. En representación de la oficina central, viajarán Clyde y Dee Kilough y David y Becky Johnson.

Sharron y yo asistiremos al “súper-social” anual en Carolina del Norte, el fin de semana del 24-25 de febrero. En este fin de semana todas las congregaciones en Carolina del Norte se reúnen en un servicio combinado. Ésta será la primera vez que vamos, y estamos muy emocionados con la expectativa de ir.

La tendencia de mucha ocupación continúa en marzo, mes en que comenzaremos nuestra primera serie de seminarios de liderazgo internacional. Los primeros dos se llevarán a cabo en ciudad de Guatemala, Guatemala y en Monterrey, México, en las dos primeras semanas de marzo, respectivamente. Esperamos que cerca de 100 líderes locales y esposas asistan a estos dos fines de semana tan especiales.

Aunque sólo es febrero, no es demasiado pronto para empezar a planear las fiestas de primavera. Este año la Pascua se celebrará el jueves 29 de marzo al anochecer. La Noche de Guardar será el viernes 30 de marzo por la noche, y a continuación tendremos los servicios del primer día de Panes Sin Levadura, el 31 de marzo.

Sharron y yo estaremos en DeFuniak Springs, Florida para la Pascua y el primer día de Panes Sin Levadura. Harold Rhodes es el pastor de nuestras congregaciones en Mobile, Alabama y DeFuniak Springs. Él y su esposa Loree, estarán en Mobile para la Pascua y Sharron y yo estaremos en DeFuniak Springs. En la Noche de Guardar estaremos con un grupo pequeño en un salón privado en un restaurante y después al otro día por la tarde tendremos un grupo combinado para el primer día de Panes Sin Levadura. Para el último día de Panes Sin Levadura, que este año se celebrará el viernes 6 de abril, estaremos en San Luis Potosí, México, y nos quedaremos para el sábado también. Estamos muy contentos con la expectativa de compartir con el pastor local de San Luis Potosí, Adán Langarica y su esposa Rosario.

Espero que esta carta les de una actualización útil en cuanto a cómo van los proyectos principales que están ocurriendo en la Iglesia. Siempre nos sentimos felices cuando podemos informar de aumentos —nuestro mayor ingreso en enero desde que comenzamos y la asistencia más alta en los fines de semana especiales— pero también sabemos que debemos mirar a Dios para que llame a quién Él quiera (Juan 6:44). Por supuesto, nunca ha habido una época de la historia en que el verdadero evangelio sea predicado y nadie responda. Tenemos la responsabilidad de “ir y haced discípulos a todas las naciones” (Mateo 28:19). Es alentador escuchar acerca de aumentos, pero nunca debemos perder nuestro foco en quién es el que está a cargo y orarle a Él todos los días pidiendo que añada obreros a la mies y que llame nuevas personas.

En una nota personal, este año, 2018, marca el aniversario 50 de mi entrada a la Institución Ambassador, como un joven de 18 años, recién graduado del colegio. Ya era un “veterano” en cuanto a asistencia a la Iglesia, puesto que había comenzado en 1962 en Memphis y había estado un año en el Club de Oratoria, pero no estaba totalmente preparado para la Institución Ambassador. Tengo que admitir que durante el primer año, pensé en empacar y devolverme a casa más de una vez. Quería ser ingeniero civil, diseñar autopistas, puentes, presas, etcétera, y no tenía planes de entrar al ministerio. Pero en la primavera de 1969, las cosas empezaron a cambiar. Fui bautizado el lunes 31 de marzo, un día antes de la Pascua, que ese año se llevó a cabo al anochecer del martes 1 de abril. Así que este año estaré celebrando mi Pascua número 50.

Parte de mi autoexamen este año es reflexionar en las 49 pascuas y preguntarme qué he aprendido. He titulado el sermón que daré en Barbados: “50 años en la Iglesia —¿ahora qué?”. Tengo que admitir que parte de lo que planeo decir está inspirado en mi propia situación —mis propios 50 años desde el bautismo. Una escritura importante que utilizaré como referencia es Hechos 2:38. Éste fue el llamado a la acción del apóstol Pedro que hizo que 3000 personas se bautizaran y se fundara la Iglesia del Nuevo Testamento. Sin arrepentimiento no hay conversión, y sin conversión no hay cristianismo. Sin embargo, en los muchos años que he estado en la Iglesia, lo más importante para todos nosotros es mantener una actitud humilde y arrepentida. Creo que ésta es la clave que marca la diferencia entre aquellos que han permanecido fieles y aquellos que no.

El autoexamen (2 Corintios 13:5), seguido por el arrepentimiento (Hechos 2:38) y una súplica sincera de perdón y misericordia —son temas importantes para la Pascua cada año. Con la pascua en ocho semanas, no es demasiado pronto para empezar. De hecho es un buen momento para comenzar ese autoexamen.

Sinceramente, su hermano en Cristo
Jim Franks

Jim Franks

Descargar una copia de esta carta en Pdf para imprimir

Volver a las Cartas a los Miembros

Obra Hispana de la Iglesia de Dios:
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Costa Rica • Ecuador • El Salvador • Guatemala • Honduras • México • Perú • Uruguay
Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697
888-9-COGWA-9
Sitio oficial en Inglés: www.cogwa.org
Sitio oficial en Español: www.iddam.org
Licencia Creative Commons
(cc) 2019 IDDAM.org de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.