Cartas a los Miembros

Abril 07, 2016

Queridos hermanos:

Hemos entrado a una de las temporadas más importantes del año. Antes de que se termine este mes, nuevamente estaremos celebrando la Pascua y la Fiesta de Panes Sin Levadura. Cuando terminamos la Fiesta de Tabernáculos el otoño pasado, parecía que quedaba un largo trecho hasta la próxima fiesta, pero ahora estamos aquí, a pocos días de la Pascua. ¿Cómo podemos estar seguros de que esta no será tan sólo una Pascua más?

Esta será mi Pascua #48. Me he preguntado después de haberla celebrado 47 veces, ¿cómo puedo estar seguro de no estar en piloto automático, haciendo lo que siempre he hecho?

Nuestro enfoque hacia la Pascua debe incluir una evaluación personal, íntima, que nos lleve a mirar profundamente en nuestro corazón para ver quiénes somos realmente. Hay varias escrituras en las que se utiliza la palabra “examinar”, para describir este importante proceso. En el Salmo 26:2, David escribió: “Examíname, oh Eterno, y pruébame; examina mis íntimos pensamientos y mi corazón”. En Lamentaciones 3:40, vemos que se exhorta a la nación de Judá: “Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos al Eterno”. En 2 Corintios 13:5, Pablo dice: “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?”. En Gálatas 6:4, Pablo escribe: “Así que, cada uno someta a prueba su propia obra”. Y por supuesto hay una escritura que lo conecta directamente con la Pascua, 1 Corintios 11:28: “Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa”.

Cada año en los últimos años, he programado un chequeo médico anual. Tengo que admitir que no lo cumplía muy bien hasta hace 20 años. No tenía dificultades físicas y no me veía yendo donde el doctor me dijera que yo estaba saludable. Pero después, aparentemente de la nada, empecé a tener un dolor muy intenso en las articulaciones. Mis tobillos, mis rodillas, mis codos y mis muñecas me dolían hasta el punto de que no me permitían hacer nada. Después de varios episodios en un período de cinco años, de repente se detuvieron casi por completo y sólo ocasionalmente se han vuelto a manifestar. El período entre los episodios se empezó a prolongar a meses y después a años. Estoy muy contento de que en la actualidad no tenga dolores y oro para que nunca regresen. Pero esta experiencia me llevó a prestar más atención a mi salud física y a estar seguro de no descuidar mi examen físico anual.

Sabemos que ciertos asuntos físicos, como el dolor en las articulaciones, problemas cardíacos y otras enfermedades graves, pueden ser descubiertos a través del examen físico de rutina. En forma similar, pero en un tema más importante, necesitamos un examen anual espiritual antes de asistir a la Pascua. Esto no significa que no debamos estar examinando nuestra condición espiritual a lo largo del año, pero tenemos una orden específica de Pablo que debemos hacer esto antes de tomar la Pascua.

Entonces, ¿qué debemos tener en cuenta para este examen espiritual anual? Un buen punto de partida sería las características de un cristiano, el fruto del Espíritu Santo de Dios y el estado de nuestra relación con Dios. En Pedro 2:21, encontramos una clara definición de un cristiano: “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo para que sigáis sus pisadas”. ¿Qué tan buenos seguidores somos de las pisadas de Cristo —haciendo lo mejor que podamos en pensar como Cristo, hablar como Cristo y actuar como Cristo? Realmente solo existe un parámetro por el que debemos medirnos y éste es Jesucristo. Pablo dijo sucintamente: “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1 Corintios 11:1).

Debemos despertar y entender que las personas de este mundo —musulmanes, hindúes, cristianos, además de las personas de otras docenas de religiones— adoran a un Dios distinto del que se identifica en las Escrituras. En mi vida me he encontrado con muchas buenas personas. Aun me he encontrado con unos pocos que no se consideran cristianos, pero sé que son buenas personas. Cuando viajé a la India con David Baker dos años atrás, nuestro conductor era una persona amable y maravillosa (en lo que a mí me consta), y él era hindú, lo que significa que adoraba miles de dioses diferentes. Claramente si usted adora miles de dioses, usted no está adorando al Dios de la Biblia. Pero aun si usted adora a un solo Dios, esto no significa que esté adorando al Dios verdadero. El hecho de que nosotros profesemos ser cristianos esto no nos hace cristianos.

Actualmente, cuando voy a mi examen físico anual, estudio los resultados, y busco la forma de mejorar mi salud. Nuestro examen espiritual también requiere de un estudio honesto y detallado de nosotros mismos comparándonos con Jesucristo. Debemos estar dispuestos a admitir nuestras flaquezas, pero con eso no basta. Examinar el yo es sólo el primer paso. Esto debe llevarnos a un fin, pero no es el fin en sí mismo. El propósito del examen físico es mejorar su salud y diagnosticar la enfermedad en una etapa temprana. Por sí mismo y en sí mismo, el examen no mejora la salud. Pero, si es hecho adecuadamente, abre sus ojos a su verdadero estado y ofrece un plan para mejorar.

Ya que es mi última carta antes de la Pascua, quisiera darles algunas noticias de la oficina. Por primera vez en nuestra historia, tuvimos más de un millón de visitantes únicos en nuestro sitio web, LifeHopeandTruth.com, en el mes de marzo. Esto es una marca. Cuando lanzamos Life, Hope & Truth en junio de 2012, el primer mes tuvimos un poco más de 5.000 visitantes únicos. Ahora, menos de cuatro años más tarde, tenemos más de un millón en un solo mes. ¡Es un gran cambio!

También hemos sobrepasado todos los records anteriores de personas que escriben a la Iglesia. Con respecto a marzo de 2015, en marzo de 2016 tuvimos un 42 por ciento de aumento. Estamos muy entusiasmados al ver que más y más personas están visitando nuestros diversos sitios, y muchos se están relacionando ahora con nosotros, haciéndonos preguntas bíblicas, en algunos casos preguntando acerca de la Iglesia, y en algunos casos contactando a los pastores locales. Nuestro folleto acerca de los Diez Mandamientos ha sobrepasado las 10.000 descargas en el último año. Tenemos planes de imprimir la versión en inglés de Discern, hasta alcanzar los 15.000 ejemplares antes de finalizar el año.

Por todas estas cosas le damos gracias a Dios. Y esto es otra razón más para asegurarnos de que esta no sea “sólo otra Pascua”. ¡Tenemos mucho trabajo por hacer!

En las próximas semanas tendremos tiempo para nuestro examen espiritual y después participar en la Pascua la noche del jueves 21 de abril, poco después de la puesta del sol. Después de este servicio, la noche del viernes tendremos la Noche de guardar y al día siguiente el primer servicio de una fiesta santa en este año. Es un momento aleccionador el que vivimos a medida que nos examinamos honestamente y también es una época animadora porque podemos venir a celebrar estos días tan especiales. Espero ver a algunos de ustedes a medida que viaje en las próximas semanas, pero les deseo a todos una Pascua y unos días de Panes Sin Levadura muy significativos.

Cordialmente, su hermano en Cristo
Jim Franks

Jim Franks

Descargar una copia de esta carta en Pdf para imprimir

Volver a las Cartas a los Miembros

Obra Hispana de la Iglesia de Dios:
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Costa Rica • Ecuador • El Salvador • Guatemala • Honduras • México • Perú • Uruguay
Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697
888-9-COGWA-9
Sitio oficial en Inglés: www.cogwa.org
Sitio oficial en Español: www.iddam.org
Licencia Creative Commons
(cc) 2019 IDDAM.org de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.