Cartas a los Miembros

Noviembre 06, 2014

Queridos hermanos:

Según todos los informes que hemos recibido, ¡Tuvimos una excelente Fiesta en los más de 40 sitios alrededor del mundo! Sharron y yo estuvimos en dos sitios en los Estados Unidos —Orange Beach, Alabama y Steamboat Springs, Colorado. Disfrutamos muchísimo en ambos sitios. Cada sitio es único, pero el espíritu y la actitud eran iguales. Las personas parecían estar genuinamente entusiasmadas por estar en la Fiesta.

Las cifras definitivas de asistencia a la Fiesta fueron muy animadoras. Este año, la asistencia total a los sitios de la Fiesta fue de 9.231, comparada con 8.745 el año pasado. Además, estimamos que unas 900 personas más tuvieron DVDs o se conectaron vía internet. Esto hace que nuestra asistencia haya sido por encima de 10.000 personas, la primera vez que sucede esto. En las primeras cinco fiestas santas del 2014, hubo un ligero aumento en la asistencia en los Estados Unidos, pero el mayor incremento en la Fiesta de Tabernáculos provino de las regiones fuera de los Estados Unidos.

Di el sermón final en el Último Gran Día en Steamboat Springs. Como ya habían hablado acerca del significado del día en el servicio de la mañana, quise hacer algunos comentarios generales de la Fiesta, algo que pudieran llevarse a casa. El título de mi sermón fue: “Sólo una cosa más…”. Si usted tiene suficientes años, tal vez se acuerde de una serie del detective Columbo, que pasaban por televisión por allá en los años de los 60’s y los 70’s. Peter Falk tenía el papel de un torpe detective de homicidios, que siempre era más listo que el criminal. Su frase célebre cuando estaba tratando de atrapar al criminal era: “Sólo hay una cosa más”.

El punto de mi sermón era identificar cuál era esa “sólo una cosa más” de la Fiesta de este año. Después de haber estado cerca de 20 horas en los servicios durante los ocho días de la Fiesta, invertimos mucho tiempo en la Iglesia. Entonces, ¿qué es esa “sólo una cosa más” que deberíamos llevarnos a casa después de la Fiesta? Mi respuesta era: la profunda determinación de mejorar y mantener nuestra relación personal con Dios. Esto suena sencillo pero es lo más importante que podemos hacer para prepararnos para los días que tenemos por delante.

Utilicé el ejemplo del maná con Israel para ilustrar el punto de que necesitamos a Dios todos los días, no sólo en los momentos de prueba. Es necesario analizar que Dios podría haber provisto maná para una semana o aun para un mes, para los israelitas en el desierto, pero Él les dio sólo lo que necesitaban diariamente (con excepción del 6º día). Dios quiere que vengamos delante de Él todos los días. Además, no podemos depender de la relación que otros tienen con Dios. Cada uno debe establecer y mantener su propia relación con Dios. Mi anhelo es que después de todos los sermoncillos y sermones que escuchamos (y tuvimos excelentes mensajes en ambos sitios a los que asistimos), debemos salir de la Fiesta a nuestros hogares totalmente decididos a mejorar nuestra relación con Dios y hacer de Él el centro de nuestra vida. Esto fue mi “Sólo una cosa más” y mi intento de resumir una Fiesta maravillosa.

Al volver a la oficina después de la Fiesta, ha habido varios acontecimientos que quisiéramos informarles. El número de visitantes únicos a nuestro sitio en la red, VidaEsperanzayVerdad.org, continua aumentando. Sabíamos que algo especial estaba pasando desde junio. Tal vez ustedes recuerden que a medida que nos aproximábamos a nuestro segundo aniversario del lanzamiento del sitio en la red, tuvimos por primera vez 100.000 visitantes únicos en un solo mes. En el recientemente terminado mes de octubre, tuvimos un nuevo record de 416.000 visitantes únicos. La categoría de “visitantes únicos” es diferente a la de “vistas de página” e identifica el número real de personas que visitan nuestro sitio. Por supuesto, siempre es posible que una persona utilice diversas formas para conectarse (celular, iPod, portátil, etc.), pero aun si descontáramos esos del número total, el incremento sigue siendo impresionante.

EL número de páginas vistas en octubre marcó un nuevo record de 750.000. Hemos pasado de tener 100.000 visitantes únicos hasta casi medio millón en menos de cinco meses, y nos estamos acercando a un millón de páginas vistas durante el mismo lapso de tiempo. Nuestro impacto en Internet todavía es pequeño, pero se ha estado aumentando de una forma exponencial desde que comenzamos en junio del 2012.

Pero el verdadero gozo lo experimentaremos cuando empecemos a ver nuevas personas llamadas a la Iglesia a medida que Dios bendice nuestros esfuerzos para predicar su evangelio. Además del aumento en los visitantes en nuestro sitio en la red, también hemos visto que ha aumentado el número de mensajes que recibimos en info@cogwa.org, pidiendo información de los servicios de la iglesia. Es todavía pequeño, pero se ha aumentado definitivamente. Ahora estamos recibiendo dos o tres cada semana. Estos son un ejemplo de los que las personas nos han escrito la semana pasada:

“No me había dado cuenta de lo que me estaba perdiendo hasta que crucé por su sitio en la red y vi todos los maravillosos recursos espirituales que ustedes tienen vía Internet. Están haciendo realmente una labor maravillosa de predicar el evangelio y guiando a aquellos que ya están dentro de la Iglesia. En los últimos meses, mi esposo y yo hemos estado escuchando muchos sermones en su sitio en la red. Si ustedes no hicieran la Palabra de Dios tan accesible, no estaría segura si nos hubiéramos podido dar cuenta en dónde estábamos fallando”.

Otro mensaje:

“Tengo 23 años y crecí en el Iglesia (el Cuerpo de Cristo). Mi familia ha entrado y salido de varios grupos desde que yo estaba joven. Soy una madre soltera con dos hijos. Fui bautizada a los 17 años y he permanecido en la fe todos estos años. Me estaba preguntando si existe un grupo de COGWA cerca de mi casa para que pudiéramos compartir”.

Todos debemos pedirle a Dios que llame a nuevas personas a su Iglesia. Nuestra misión es propagar el evangelio del Reino a todo el mundo, pero Dios es quien llama (Juan 6:44). Nuestra motivación para predicar el evangelio no debe ser egoísta, ni “por envidia o contienda”, como Pablo escribe en Filipenses 1:15. Pablo agrega en el versículo 16, que algunos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente”. Nuestro esfuerzo por predicar el evangelio debe nacer de un deseo vehemente de compartir la verdad de Dios y ayudarles a todos aquellos que Dios llame. El mensaje correcto, predicado con una intención pura, es una herramienta importante que Dios puede utilizar para causar un gran impacto en el mundo.

Gracias nuevamente por su respaldo a la obra de Dios. Nuestro gran deseo es agradar a Dios en todo lo que hacemos. Es un gran privilegio conocer la verdad y poderla compartir con otros. ¡Actualmente, no existe un llamamiento más grande en el mundo!

Sinceramente, su hermano en Cristo
Jim Franks

Jim Franks

Descargar una copia de esta carta en Pdf para imprimir

Volver a las Cartas a los Miembros

Obra Hispana de la Iglesia de Dios:
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Costa Rica • Ecuador • El Salvador • Guatemala • Honduras • México • Perú • Uruguay
Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697
888-9-COGWA-9
Sitio oficial en Inglés: www.cogwa.org
Sitio oficial en Español: www.iddam.org
Licencia Creative Commons
(cc) 2019 IDDAM.org de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.