Cartas a los Miembros

Diciembre 08, 2016

Queridos hermanos:

En el último mes hemos estado teniendo varias reuniones aquí en la oficina. Primero fue la reunión de los directores de campamentos de jóvenes, seguido por la reunión de coordinadores de fiesta este último fin de semana y la Junta Ministerial de Directores esta semana. Es muy animador el impacto que cada uno de estos grupos está teniendo en el trabajo de la Iglesia en general y en nuestros planes para el año próximo.

El informe de los directores del campamento fue muy animador. Por nuestro sistema de registro de la fiesta, sabemos que casi 1.200 de los asistentes a la fiesta en Estados Unidos, están por debajo de los 20 años, lo cual los hace pertenecer a la categoría de “jóvenes”. Esto representa un 23 por ciento de nuestra asistencia total en los Estados Unidos. Algunas veces tenemos la impresión de que somos una “iglesia vieja”. Por supuesto, esto tal vez sea cierto en algunas congregaciones, pero cuando vemos todo el panorama, realmente tenemos una mezcla saludable de miembros ancianos, adultos y miembros jóvenes.

Las reuniones de la fiesta también fueron muy animadoras. Para 2017 estamos planeando ocho sitios principales y dos sitios satélites, para un total de 10 sitios en los Estados Unidos. Muchos de estos lugares fueron usados como sitios de la fiesta en 2016, pero habrá un par de sitios nuevos para el próximo año. La lista final será anunciada con antelación al registro para la fiesta en la próxima primavera.

Las reuniones de la Junta Ministerial de Directores se llevaron a cabo en la oficina del 5 al 7 de diciembre. Ésta es la reunión anual de la Junta y un evento que todos en la oficina esperan con gran expectativa. Como todos saben, la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial tiene una junta administrativa y corporativa. La Junta está compuesta por siete hombres, todos ministros y por lo menos con 20 años de experiencia ministerial. Los miembros de la Junta actual son David Baker, Arnold Hampton, Joel Meeker (Director), Richard Pinelli, Larry Salyer, Richard Thompson y León Walker. La junta trabaja directamente con la administración supervisando la organización. La administración de la Iglesia incluye al presidente, el gerente de Operaciones de Media, el gerente de Operaciones de Servicios Ministeriales, el tesorero y el coordinador internacional quien sirve las áreas afuera de los Estados Unidos.

Durante la reunión anual, la Junta Ministerial de Directores revisa el plan estratégico, los planes operativos y el presupuesto propuesto para 2017. La administración tiene la tarea de elaborar estos documentos y la JMD tiene la labor de aprobarlos.

Nuestro plan estratégico para 2017 se elaboró teniendo en cuenta varios temas que son muy importantes para la misión de la Iglesia. Entre estos se encuentran los siguientes:

En el primer día de las reuniones de la JMD, yo presenté un informe titulado: “Estado de la Iglesia”. Mi informe incluía las siguientes estadísticas:

Todo esto son realmente buenas noticias. ¿Pero qué significa todo esto? ¿Acaso las estadísticas cuentan la verdadera historia de la Iglesia de Dios? Quisiera compartir con ustedes algo que el Sr. Horchak y yo recibimos justo antes de la reunión de coordinadores de la fiesta. Fue escrito en 2016 por uno de los coordinadores de la fiesta 2016.

“Quisiera expresarles mis observaciones personales de la fiesta este año. Todo sucedió muy bien, y la actitud de los miembros fue ejemplar… siento que esto demuestra que los miembros están progresando a un nivel de madurez espiritual que no hemos tenido en el pasado, uno que Cristo desea y exige de nosotros. Tal vez estamos siendo preparados tanto para los momentos difíciles de los “tiempos del fin”, así como para el nacimiento en la familia de Dios. Me sentí personalmente alentado por lo que parece ser un evidente crecimiento en los miembros de IDDAM”.

Cuando usted se detiene a pensar en esto, el crecimiento espiritual de la Iglesia es más importante que cualquier estadística de las finanzas, revistas, etcétera. Muchos recordamos los días de la Iglesia de Dios Universal en que éramos 150.000 personas en la Fiesta de Tabernáculos y estábamos llenos de estadísticas positivas para compartir. ¿Dónde están estas personas ahora? No pretendo hacer un juicio de nadie, pero los hechos muestran que desde aquella época muchos han abandonado la fe.

En algunas ocasiones podemos perder de vista lo que es más importante. Podemos imprimir cientos de miles de revistas y aun así deslizarnos de la verdad. El crecimiento espiritual no puede ser medido por las estadísticas solamente —ese crecimiento es mucho más difícil de reconocer. Antes del regreso de Cristo, la Iglesia necesitará “prepararse a sí misma”, lo cual requiere desarrollo y crecimiento espiritual.

“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado” (Apocalipsis 19:7-8).

Yo estoy de acuerdo con el coordinador de la fiesta que comentó acerca de que estamos siendo preparados para los tiempos difíciles que tenemos por delante así como para nuestro futuro nacimiento en la familia de Dios. Creo que todos sabemos que semejante preparación incluirá pruebas y tiempos difíciles.

“Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría” (1 Pedro 4:12-13).

Pruebas y tragedias ocurrirán entre el pueblo de Dios. La experiencia nos enseña que no hay forma de saber cuándo y cómo vendrán éstas pruebas. Cómo reaccionamos en los tiempos difíciles es una parte importante de nuestro desarrollo espiritual. Las estadísticas son buenas, pero creo que ellas muestran que se ha logrado mucho en un corto período de tiempo, pero si no estamos creciendo espiritualmente semana a semana y año tras año, debemos entonces preguntarnos, ¿qué significan realmente las cifras para nosotros?

Estaba muy entusiasmado al presentar mi informe del “Estado de la Iglesia” ante la JMD este año. Las estadísticas son muy alentadoras, pero espero que no consideremos que las estadísticas por sí mismas (ingresos, asistencia, revistas, etcétera) son una evidencia de éxito y perder de vista lo que es el éxito verdadero —ser cada vez mejores cristianos que adoran a Dios en espíritu y en verdad (Juan 4:24). Si no estamos creciendo individual y colectivamente, entonces algo estamos pasando por alto.

Espero que todos estén animados con la obra que se está haciendo, pero también oro para que como un cuerpo, nos estemos volviendo mejores cristianos cada día, luchando primero y por encima de todo para agradar a Dios.

Cordialmente, su hermano en Cristo
Jim Franks

Jim Franks

Descargar una copia de esta carta en Pdf para imprimir

Volver a las Cartas a los Miembros

Obra Hispana de la Iglesia de Dios:
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Costa Rica • Ecuador • El Salvador • Guatemala • Honduras • México • Perú • Uruguay
Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697
888-9-COGWA-9
Sitio oficial en Inglés: www.cogwa.org
Sitio oficial en Español: www.iddam.org
Licencia Creative Commons
(cc) 2019 IDDAM.org de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.