Cartas a los Miembros

IGLESIA DE DIOS
una Asociación Mundial
P.O. Box 781885
Orlando, FL 32878-1885

Enero 14, 2011

Queridos hermanos alrededor del mundo:

Es difícil encontrar las palabras apropiadas para expresar adecuadamente a todos ustedes nuestra más sincera y sentida gratitud por las oraciones, ayunos, respaldo y los útiles aportes que todos ustedes nos han estado ofreciendo en días y semanas recientes. Como ministros y miembros dejamos la conferencia en Louisville un poco abrumados ante la magnitud de las tareas que nos esperan, pero también enormemente animados por la positiva atmósfera espiritual que prevaleció durante esas reuniones. El pueblo de Dios en todas partes está en un momento decisivo y enfrentándose a muchos sentimientos encontrados que pueden variar desde grandes esperanzas hasta tristeza profunda, pero la evidencia en Louisville claramente era que Dios responde las fervientes peticiones que se elevan ante Él y que nos proveerá descanso y dirección.

Ninguno de nosotros ha sido testigo en su vida de todo lo que Dios puede lograr en nosotros cuando estamos viviendo “no con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu” (Zacarías 4:6). Pero entre los participantes en la conferencia existía un fuerte sentimiento de confianza de que si caminamos humildemente con Él, Él todavía tiene mucho que hacer en nuestra vida y con nuestros esfuerzos.

Los animamos a que lean los informes detallados acerca de la conferencia en Louisville en el sitio Web de la Iglesia, obrahispana.wordpress.com, pero también queremos revisar algunas decisiones claves que tomó la asamblea de ministros que nos ayudarán inmediatamente a comenzar el proceso de edificación.

Primero que todo, por una mayoría enorme, nuestro nombre es ahora oficialmente “Iglesia de Dios, una Asociación Mundial”. Los miembros enviaron cerca de 400 sugerencias de nombres, muchos de los cuales no pudieron ser tenidos en cuenta debido a razones legales o de otro tipo. Entre las cinco opciones finales, de los 118 ministros presentes, 78 escogieron este nombre, y entre los otros cuatro nombres se repartieron los 40 votos restantes. ¡Este proceso fue tan fácil como preguntarles a 100 personas que nombre le querían poner a su bebé! Las ventajas, desventajas, gustos, desagrados varían enormemente, pero estamos complacidos al final de la jornada de ver claramente cómo surgió una clara preferencia.

La más importante decisión que tenemos por delante ahora es determinar el sistema de gobierno de la iglesia a largo plazo. Esperamos determinarlo relativamente pronto, pero al mismo tiempo hay muchos asuntos en cuanto a la parte de la organización que necesitan de nuestra atención inmediata y exigen que ya tengamos la administración y el gobierno funcionando. Para tal fin, el comité de gobierno a corto plazo propuso en la pre-conferencia dos opciones. Por más de un margen de 2/3 (84 a 37), los ministros seleccionaron la opción que proponía elegir a la junta temporal de directores y al equipo de liderazgo para que siguieran sirviendo en estas posiciones hasta que fuera establecida una forma permanente de gobierno.

Lo que ahora se conoce como el equipo interino de gobierno está compuesto por Jim Franks, Doug Horchak, Clyde Kilough, David Register y Richard Thompson. La junta de directores está compuesta por George Evans, Kenneth Giese (secretario), Michael Hanisko, Greg Sargent (tesorero), y Roger West. Para cumplir legalmente con la decisión de los ministros, el Sr. Hanisko renunció el lunes como presidente de la corporación y fue nombrado como director de la junta. Esta opción también requería que el equipo de gobierno interino eligiera un gerente general entre ellos, así que más tarde Clyde Kilough fue elegido como presidente. Todo el peso del trabajo diario del día a día, recae en los hombres del equipo de gobierno, pero ambos grupos estarán trabajando muy cercanamente.

El martes, después de que terminara la conferencia, el equipo de gobierno organizó sus responsabilidades de acuerdo con lo que decía la opción que los ministros escogieron. Jim Franks se va a encargar de manejar las áreas relativas al cuidado de las congregaciones y a los ministros; Richard Thompson va a coordinar los asuntos financieros con el tesorero y la firma de contadores y además va a coordinar la planeación de las fiestas; Doug Horchak será el coordinador y el enlace con las áreas internacionales; David Register trabajará con las áreas de comunicación y con los programas educativos, incluyendo los campamentos de jóvenes: y Clyde Kilough se enfocará en los esfuerzos con los medios de comunicación para predicar el evangelio.

Varias presentaciones durante la conferencia pusieron de manifiesto cómo estamos trabajando ya en proyectos tales como la planeación de la Fiesta de Tabernáculos, desarrollo y planeación de programas educativos (especialmente campamentos de verano para jóvenes). También nos estamos moviendo rápidamente para poner a funcionar el proceso de revisión que asegure la integridad doctrinal, desarrollar un proceso de credencialización para los ministros, desarrollo del sistema de correspondencia personal, planear canales de comunicación para la Iglesia y el ministerio, ayudar en las necesidades del área internacional, desarrollo de los sitios Web, y muchos otros proyectos. También nos enfocaremos en el establecimiento de unas ideas fundamentales para la predicación del evangelio. Cualquier sugerencia al respecto pasará por un proceso de revisión por el comité de gobierno y administración a largo plazo, cuando estos grupos sean definidos y puestos en funcionamiento, pero queremos trabajar inmediatamente en la planeación de esta misión fundamental de la Iglesia.

El equipo interino de gobierno es tan sólo eso: interino. Entendemos que el propósito y naturaleza del equipo es temporal, pero a medida que nos enfrentamos a las necesidades inmediatas de la organización, estaremos tratando de implementar sistemas que faciliten las estructuras permanentes de gobierno y administración, de tal forma que cuando éstas entren a funcionar, lo puedan hacer sin ningún inconveniente.

¿Qué hay acerca del sistema de gobierno que vamos a establecer eventualmente? Todos sabemos la necesidad apremiante de que busquemos la voluntad de Dios en este asunto—¡“si Dios no edifica el hogar”, fueron palabras que escuchamos muchas veces en la conferencia! También creemos que si humildemente examinamos las lecciones que hemos aprendido de los errores del pasado, y buscamos cuidadosamente en la palabra de Dios y por encima de todo buscamos humildemente la voluntad de Dios, Él nos ayudará a organizarnos de una forma que nos sirva para minimizar los errores del pasado. Pero como lo expresara el director del comité de gobierno a largo plazo, el Sr. Bruce Gore, en su presentación durante la conferencia, también sabemos que no existe una estructura de gobierno que nos pueda garantizar que estaremos libres de problemas en el futuro. Todos debemos ser gobernados primero y por encima de todo, por el Espíritu Santo de Dios, de tal forma que pueda trabajar en nosotros efectivamente cada día.

Así, a medida que el comité continúe trabajando en el futuro cercano, les pedimos que regularmente le pidan a Dios que nos bendiga en este esfuerzo. Si bien en cierto que sus pensamientos son más altos que nuestros pensamientos, si su Espíritu está obrando efectivamente en nosotros, es posible comprender su forma de pensar. Antes de la conferencia, el Sr. Gore recibió más de 60 documentos enviados por los miembros dándole su opinión. Se envió un informe detallado de todo esto al comité, y un hecho es claro: si bien como humanos podemos tener opiniones acerca de cuáles son las necesidades de la Iglesia, nuestras opiniones algunas veces difieren dramáticamente de las de los demás. Obviamente, ¡todos no podemos tener la razón! Por lo tanto, todos podemos presentar con entusiasmo e intensidad nuestras opciones para el gobierno, pero en la misma medida tenemos que ser humildes y confiar en que Dios nos va a llevar a la unidad de la fe. Los miembros del comité están comprometidos a estudiar todo de una forma concienzuda, y cuando lo terminen, ellos van a presentar sus recomendaciones en una presentación formal y completa. No existe una fecha límite para realizar su trabajo—esta es una tarea que se debe hacer bien y no debemos concentrarnos tanto en hacerla rápido—pero la están haciendo con el enfoque de completarla tan pronto como sea razonablemente posible.

Para concluir hermanos, la conferencia de Louisville marcó un nuevo comienzo, no sólo en la organización, sino más importante, ¡en el espíritu! Es muy animador ver entre todos los miembros y los ministros presentes un hondo sentido de dedicación al llamado de Dios. Como André Van Belkum lo expresara en la conferencia final, “Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que uno no tiene” (2 Corintios 8:12). También resaltó el hecho de como los macedonios “A sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios”. Actualmente, no sabemos lo que vamos a tener en cuanto a los recursos financieros se refiere. Pero sabemos que tanto los miembros como los ministros están trayendo con celo, “primero la voluntad dispuesta”, además de sus talentos y experiencia—¡y son estos profundos recursos espirituales los que nos permiten comenzar a caminar por fe y no por vista!

Esta es la primera de las frecuentes comunicaciones que tendremos con ustedes. A medida que afrontamos las responsabilidades que se nos han dado, lo hacemos con un profundo respeto por todos y cada uno de ustedes, que son parte integral del cuerpo de Jesucristo. Estamos por lo tanto comprometidos a darles información precisa y a tiempo, así también como a recibir sus aportes constructivos y estamos dispuestos a dar todo para ser buenos administradores en el servicio a Dios y a ustedes. De nuevo, muchísimas gracias por todos los animadores mensajes que nos han enviado, así como por el impulso económico que nos ha permitido comenzar y funcionar en estos primeros días.

Hasta una próxima ocasión, que Dios esté con todos ustedes.

- George Evans

- Jim Franks

- Kenneth Giese

- Mike Hanisko

- Doug Horchak

- Clyde Kilough

- David Register

- Greg Sargent

- Richard Thompson

- Roger West

Volver a las Cartas a los Miembros

Obra Hispana de la Iglesia de Dios:
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Costa Rica • Ecuador • El Salvador • Guatemala • Honduras • México • Perú • Uruguay
Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697
888-9-COGWA-9
Sitio oficial en Inglés: www.cogwa.org
Sitio oficial en Español: www.iddam.org
Licencia Creative Commons
(cc) 2019 IDDAM.org de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.