Cartas a los Miembros

Febrero 09, 2012

Queridos hermanos:

Quisiera comenzar agradeciéndoles a todos por este año tan increíble que hemos tenido. (Por supuesto, primero y por encima de todo, debemos agradecer a Dios.) Si bien es demasiado pronto para hacer predicciones a largo plazo, ahora podemos tener planes concretos para el futuro, basados en un aumento excelente de nuestros ingresos. El 1 de enero de 2011, con apenas una semana de existencia, teníamos $135.000 dólares en el banco. El 1 de enero de 2012, después de terminar nuestro primer año fiscal, tenemos en caja, sin restricciones, $1´300.000 dólares. ¡Sí, en verdad fue un año increíble!

Cada día entiendo mejor que depende de Dios lo que logremos hacer en el futuro, pero también creo que debemos hacer nuestra parte. No podemos simplemente sentarnos y suponer que todo va a pasar de la forma en que quisiéramos. Debemos poner toda nuestra energía en la obra que tenemos por delante, dependiendo de Dios, de su bendición e inspiración.

Tengo muchas buenas noticias para compartir con ustedes. En noviembre del año pasado cuando nos reunimos para poder hacer nuestro presupuesto con el fin de que la Junta Ministerial de Directores lo aprobara en diciembre, hicimos lo mejor que pudimos tratando de calcular nuestros ingresos en 2011 y proyectarnos para el 2012. En esos momentos estuvimos de acuerdo en hacer un presupuesto modesto para el 2012—uno que pudiera proveer para nuestras necesidades, pero no para todo lo que queríamos. Después de aprobar el presupuesto del 2012, experimentamos un gran aumento en los ingresos en noviembre y diciembre. De hecho, en diciembre se duplicaron nuestros ingresos. Si bien hemos sabido que este último mes del año ha sido de una manera consistente el de más ingresos de todos los meses (sin tener en cuenta las ofrendas de los días santos), no esperábamos semejante incremento. Ya que las cifras del fin de año ya fueron publicadas recientemente en el Boletín ministerial y distribuidas para que todos pudieran verlas, no voy a repetirlas aquí; pero estamos muy animados con el aumento que tuvimos.

Además de las buenas noticias en cuanto al aspecto financiero, hemos concluido ya el proceso para ubicar la oficina. Estoy muy contento de poder anunciarles el sitio de nuestra oficina central en el área de Dallas/Fort Worth. Vamos a alquilar una oficina de 5.590 pies cuadrados (el equivalente de más o menos 519 metros cuadrados), en el primer piso de un edificio situado en el 1301 Central Expressway South, Allen, Texas. Allen es un suburbio de Dallas y está ubicado sólo unas pocas millas al norte de la ciudad, en el Central Expressway (que también es el U.S. Highway 75). El nombre del conjunto de edificios es “The Office Campus at Allen”, y es un conjunto maravilloso de fácil acceso por la autopista. La parte de atrás del edificio da a una arboleda, y la parte delantera mira a la autopista.

El edificio fue construido en el 2006 y tiene los cables y conexiones que necesitamos para hacer nuestro trabajo, además cuenta con un servicio de internet para negocios. Vamos a ocupar una cuarta parte del primer piso. La oficina tiene una entrada linda, con techos a una altura de 12 pies (aproximadamente 3.65 metros), lo cual hace posible tener un estudio de grabación, un salón de clases para 30 estudiantes y un salón de conferencias. También hay nueve oficinas privadas, con una gran área disponible para cubículos de oficinas adicionales. También podemos agregar oficinas en este espacio si las necesitáramos. Había varias opciones en el área de Dallas/Fort Worth que podían funcionar para nosotros, pero en opinión de todos los que las vieron, ninguna era tan adecuada como la de este edificio en Allen.

Cuando comenzamos nuestra búsqueda a principios de este año, nos dimos cuenta rápidamente que era una tarea gigantesca localizar una oficina para alquilar en un área tan grande. Establecimos ciertos parámetros para nuestra búsqueda—mínimo 5.000 pies cuadrados (más o menos 465 metros cuadrados), un salón para 20-30 estudiantes, oficinas privadas, espacio disponible para expandirnos, alojamiento cercano de buena calidad y buen precio para nuestros empleados, alojamiento seguro y económico en el vecindario para nuestros estudiantes, y un precio de alquiler dentro de nuestro presupuesto, de $20 dólares anuales por cada pie cuadrado.

Contratamos los servicios de una firma especializada en bienes raíces en el área de Dallas/Fort Worth, para que nos ayudara en esta tarea. Les pedimos ciertos requisitos específicos en cuanto a la ubicación: De Fort Worth (Tarrant County) hacia el norte y luego hacia el este de Dallas (Dallas y Collin Counties). Nos dio un estudio de mercadeo que incluía casi 100 propiedades que básicamente cumplían nuestros requisitos. Comenzamos entonces el tedioso proceso de visitar cada lugar. Aquellos que conocen el área de Dallas/Fort Worth, conocen las ciudades que estuvimos investigando: Fort Worth, Southlake, Keller, Lewisville, Flower Mound, Irving, Grapevine, Farmers Branch, las Colinas, Dallas, Richardson, Plano y Allen. Después de dos semanas, concentramos nuestra búsqueda en las seis propiedades mejores e invitamos a los miembros de la JMD para que viajaran al área personalmente y revisaran personalmente estas opciones finales. Si bien la decisión acerca del lugar estaba en manos de la administración, yo quería estar seguro de que todos estuvieran de acuerdo en la selección final. Joel Meeker, León Walker, Larry Salyer, David Baker, el pastor de Fort Worth Britton Taylor y yo estuvimos haciendo esta revisión. Jason Lovelady y Clyde Kilough no estuvieron presentes en este paso final, pero ambos habían visto las propiedades en un viaje anterior. El pastor de Dallas, Doug Horchak estaba fuera del país pero también había visto las propiedades antes. Al final del día, todos los presentes estuvieron de acuerdo en que la propiedad de Allen era la mejor y tenía todo lo que necesitamos a un precio razonable (por debajo de lo que habíamos presupuestado).

Comenzamos las negociaciones y el lunes 6 de febrero firmamos un contrato de arrendamiento por tres años. Ahora debemos elegir el tapete y los colores para pintar las paredes de tal forma que podamos comenzar el proceso de remodelación. Además, tenemos que comprar muebles, instalar el servicio telefónico y el servicio de internet. Planeamos trasladarnos el 1 de marzo de 2012, lo que significa que tenemos mucho que hacer en las próximas tres semanas. La nueva oficina tendrá un estudio de sonido (aislado de todo ruido), y planeamos empezar a producir videos inmediatamente. Esto es verdaderamente emocionante, pero es sólo el comienzo. Tenemos muchas ideas acerca de lo que podemos hacer y cuán rápidamente podemos llevarlas a cabo. ¡Con el Internet, nuestras posibilidades son ilimitadas! Y con una oficina para trabajar, podremos hacer la obra con una eficiencia que en estos momentos no tenemos.

Las últimas seis semanas han sido muy animadoras para mí. Soy optimista por naturaleza y positivo; pero lo que ha pasado en las últimas semanas ha sido mucho más de lo que yo esperaba. Además de ubicar la oficina, hemos estado trabajando con el fin de resolver un problema que tenemos—cómo imprimir el material para que los miembros lo puedan tener en sus manos, a un precio razonable. Estamos estudiando ofertas para imprimir según la demanda que tengamos y resolver el problema de producir las publicaciones sólo para Internet, al que muchos miembros no tienen acceso. Según nuestra encuesta reciente, sabemos que el 17% de nuestros miembros en los Estados Unidos no tiene acceso a internet, y debemos encontrar la forma de hacerles llegar el material impreso. También es un problema para otros miembros en varias naciones alrededor del mundo. Creemos que tendremos la solución al imprimir según la demanda que tengamos.

Espero que ustedes estén animados como yo lo estoy, por nuestro progreso. Tenemos mucho más que hacer pero la diferencia entre el 1 de enero 2011 y el 1 de enero de 2012 es como del día a la noche. Tenemos mucho que agradecer. Quisiera concluir esta carta con un escritura que nos habla de mirar hacia adelante, caminando por el mismo camino juntos y teniendo la misma mente. “…prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús… Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa” (Filipenses 3:14-16). Esto será algo muy importante en el futuro a medida que continuemos expandiendo nuestros esfuerzos. Debemos caminar por la misma senda (siguiendo una misma regla), y estar unidos en el propósito (sintiendo una misma cosa). Estos son principios importantes y debieran tener el mismo significado profundo para todos nosotros. Todas estas cosas están sucediendo sólo unas semanas antes de la Pascua y los Días de Panes Sin Levadura. ¡Están dándonos a entender que tendremos una maravillosa temporada de fiestas de primavera en esta nueva organización!

Planeo escribirles una carta general a todos ustedes el primer jueves de cada mes, además de lo que escriba para otras publicaciones. Sé que es un programa ambicioso pero creo que tenemos mucho que decir en estos días. ¡El ánimo es contagioso! Estoy muy animado con los últimos acontecimientos y espero que ustedes también.

Sinceramente, su hermano en Cristo,

Jim Franks

Descargar una copia de esta carta en Pdf para imprimir

Volver a las Cartas a los Miembros

Obra Hispana de la Iglesia de Dios:
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Costa Rica • Ecuador • El Salvador • Guatemala • Honduras • México • Perú • Uruguay
Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697
888-9-COGWA-9
Sitio oficial en Inglés: www.cogwa.org
Sitio oficial en Español: www.iddam.org
Licencia Creative Commons
(cc) 2019 IDDAM.org de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.