Cartas a los Miembros

IGLESIA DE DIOS
una Asociación Mundial
P.O. Box 781885
Orlando, FL 32878-1885

Septiembre 02, 2011

Queridos miembros:

La Junta Ministerial de Directores (JMD), llevó a cabo su primera reunión, entre el 29 de agosto y el 1 de septiembre de 2011, tomó varias decisiones importantes, con el fin de determinar el curso de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial. Después de funcionar ocho meses con un esquema interino de gobierno mientras estábamos trabajando con el fin de establecer una estructura a largo plazo, los miembros de la Iglesia confirmaron recientemente un sistema de gobierno y eligieron la JMD. En esta reunión, nosotros, los miembros de la JMD tomamos una decisión muy importante al nombrar el presidente, el secretario y el tesorero, dando de esta forma los primeros pasos para tener una administración permanente que se encargue de administrar los asuntos diarios de la Iglesia. Los oficiales elegidos fueron Jim Franks como presidente, David Johnson como secretario y Jason Lovelady como tesorero.

Esta reunión, realizada en Orlando, Florida, comenzó el lunes en la mañana con una breve discusión acerca de las prioridades de la agenda, seguida de una extensa conversación acerca de las “lecciones que hemos aprendido”. Este análisis era una parte importante en todo este proceso, con el fin de tener éxito en el futuro y tuvimos en cuenta no solamente nuestro pasado reciente sino toda la historia de nuestras experiencias en la Iglesia. La discusión también giró en torno a todas las opiniones recibidas en las últimas semanas de parte de muchos miembros y ministros.

Por la tarde, el Sr. Jason Ranew, el consejero legal de la Iglesia, ayudó a la JMD a revisar los documentos de gobierno que fueron aprobados recientemente por los ministros, enfocándose especialmente en las responsabilidades de la JMD y cómo debe interactuar con la administración, el Comité Doctrinal y el Comité de Asuntos Morales y Éticos (CAME). La nueva estructura de gobierno fue diseñada de tal forma que el presidente y la administración tuvieran más responsabilidad y que la junta asumiera la supervisión legal, permitiendo que el presidente y su equipo se encargaran de todo lo relacionado con la administración diaria (las juntas típicamente funcionan mejor de esta manera). La discusión se centró en cómo podía la junta cumplir con su papel de consejero legal, y el presidente y su equipo pudieran desempeñar su papel administrativo.

Después, las conversaciones se centraron en la selección de los oficiales—presidente, secretario y tesorero. El resto del día estuvimos discutiendo acerca de los criterios para estas responsabilidades y el proceso por medio del cual ellos serían elegidos. Nuestros documentos dicen simplemente que la junta debía aprobar los tres oficiales de la corporación, por lo tanto era necesario aclarar los procedimientos que se iban a seguir. Todos llegamos a la reunión después de haber meditado bastante en los últimos meses acerca de los criterios y el proceso, y llevamos varias ideas a la mesa de discusión. Después de dedicar bastante tiempo a la discusión, llegamos a un acuerdo en cuanto a los criterios que íbamos a seguir y delineamos un proceso de seis pasos para la elección del presidente.

El martes revisamos, editamos y aprobamos la resolución de los criterios y el proceso que íbamos a seguir para la selección, luego tomamos un receso con el fin de que cada uno pudiera orar antes de elegir los oficiales. Regresamos y después de discutir ampliamente, elegimos entonces los oficiales.

Si bien estos nombramientos eran lo más importante de todo lo que debíamos decidir, no escatimamos tiempo para discutir otros temas. En la tarde estuvimos hablando acerca del proceso para aprobar la ordenación y las solicitudes de credencialización, políticas y procedimientos que deben desarrollarse, cómo vamos a nominar los miembros del Comité Doctrinal y el CAME, así como también los factores importantes que debemos tener en cuenta para definir la ubicación de la oficina de la organización.

Después de determinar que es necesaria una oficina pequeña para funcionar efectivamente, se nombró un comité compuesto por Clyde Kilough (presidente), Dave Johnson, Dave Evans y Jason Lovelady con el fin de llevar a cabo un estudio acerca del sitio e informar al presidente y a la junta antes de la reunión anual de la JMD que fue fijada para el 5-8 de diciembre.

El miércoles el grupo discutió, en general, lo que se necesita para las áreas de operación, especialmente servicios ministeriales y medios de comunicación, y las cualidades que se necesitan para los gerentes de operaciones de éstos.

Luego dimos sugerencias acerca de las personas que podrían servir en el Comité doctrinal y el CAME. El Sr. Franks les pidió a los miembros de la junta que continuaran haciéndole llegar sus ideas al respecto y dijo que su intención era pedir sugerencias al ministerio en cuanto a las personas que podrían servir en estos dos comités. También estableció la meta de tener listas las sugerencias para la aprobación de la Junta antes de la Fiesta de Tabernáculos.

El siguiente tema de discusión giró alrededor del cumplimiento de la misión de la Iglesia, que es “predicar el evangelio del reino a todo el mundo, hacer discípulos de todos aquellos que Dios ha llamado y enseñarles a guardar todo lo que Jesucristo ha ordenado (Mateo 24:14; Mateo 28:19-20)”. La conversación giró alrededor de un amplio espectro de temas, desde cómo podemos utilizar más efectivamente los instrumentos de comunicación, la educación de los miembros y los ministros hasta la ayuda a las áreas internacionales. Las ideas que discutimos no tenían el objeto de llevarnos a tomar decisiones sino comenzar a tratar temas que son importantes para la obra en el futuro.

En la tarde revisamos los últimos informes financieros con el fin de estar al tanto de las tendencias en los ingresos y los gastos y además discutimos algunas sugerencias para procesar las donaciones.

Finalmente, hermanos, somos muy conscientes de que ustedes han estado preocupados y orando fervientemente por el éxito de estas reuniones. Apreciamos muchísimo su respaldo espiritual, y creemos que la parte más importante de este informe es decirles lo agradecidos que estamos por que Dios nos ha bendecido con su claridad y dirección en un espíritu de hermandad y unanimidad.

Como Iglesia, ahora vamos a concentrar toda nuestra atención en la temporada de fiestas que ya se aproxima y la obra que tendremos que hacer cuando Cristo regrese. Deseamos fervientemente servir con Él para ayudar al mundo a recuperarse de la esclavitud del pecado; así que, por encima de todo, continuemos buscando primeramente el Reino de Dios y su justicia. En la búsqueda de la santidad encontraremos la mano de Dios guiando todo lo que hacemos. Como siempre, oramos pidiéndole a Dios que esté con todos ustedes en todos sus caminos.

En el servicio de Cristo,

Jim Franks                      Doug Horchak                    Clyde Kilough                    Joel Meeker

Richard Pinelli               Richard Thompson             Leon Walker

Descargar una copia de esta carta en Pdf para imprimir

Volver a las Cartas a los Miembros

Obra Hispana de la Iglesia de Dios:
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Costa Rica • Ecuador • El Salvador • Guatemala • Honduras • México • Perú • Uruguay
Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697
888-9-COGWA-9
Sitio oficial en Inglés: www.cogwa.org
Sitio oficial en Español: www.iddam.org
Licencia Creative Commons
(cc) 2019 IDDAM.org de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.