Las “Bodas del Cordero”

¿En dónde se llevan a cabo las Bodas del Cordero de Apocalipsis 19? Algunos enseñan que se llevarán a cabo en el cielo. Enseñan que al regreso de Jesucristo los santos resucitados se encontrarán con El y luego se irán al cielo para celebrar allá las Bodas del Cordero en la presencia de Dios. Más tarde, regresarán a la tierra con Jesucristo para reinar con El durante el Milenio.

Los que enseñan esta teoría, inician con la secuencia que comienza en Apocalipsis 11:15, con el regreso de Jesucristo al son de la séptima trompeta. Enseñan que los capítulos 12 y 13 son capítulos “insertos” (como un paréntesis) y que no juegan parte de la secuencia cronológica. De acuerdo a esta explicación, el capítulo 14 es el siguiente capítulo en la secuencia cronológica. El Monte de Sión (Apocalipsis 14:1) es declarado ser el cielo y citan Hebreos 12:22 como texto prueba para comprobar que esto es cierto. Debido a que el regreso de Jesucristo se menciona en Apocalipsis 11:15 y la siguiente indicación es que El está parado en el Monte de Sión, que supuestamente es el cielo, por lo tanto, se supone que Cristo y los santos resucitados tienen que haber ascendido al cielo en vez de haber descendido a la tierra.

Apocalipsis 14:3 es considerado como la prueba positiva de que los santos resucitados están en el cielo, porque ellos cantan un cántico nuevo ante el Trono de Dios. El verso 5 también es citado para confirmar esto. Apocalipsis 15 también se cita como prueba de que los santos resucitados ahora están en el cielo. Se les describe como estando de pie sobre el mar de vidrio, cantando el Cántico de Moisés (versos 2-3). De acuerdo con esta explicación, los capítulos 16-18 son capítulos “insertos” y que no juegan ninguna parte en la secuencia cronológica.

Ahora llegamos al capítulo 19. El versículo 7 dice: “Regocijémonos y alegrémonos, y démosle a El la gloria, porque las bodas del Cordero han llegado y su esposa se ha preparado.” Luego el versículo 11 dice que Cristo descenderá desde el cielo sobre un “caballo blanco.” Por lo tanto, de acuerdo con esta explicación, las Bodas del Cordero tiene que haberse llevado a cabo en el cielo. Los que enseñan esta versión también nos dicen que el “caballo blanco” no es un caballo literal sino un querubín, quien tiene la apariencia de un caballo.

El método que usan los que enseñan esta explicación es el método de “textos de prueba.” Esto es, primero que nada establecen una premisa y luego se buscan textos que apoyen esta premisa. Por supuesto, los textos que contradicen la presunta premisa son ignorados.

¿Es correcta la secuencia cronológica descrita arriba? ¿Se puede comprobar sin lugar a dudas que las Bodas del Cordero se llevarán a cabo en el cielo? ¿O es acaso esta explicación solo una opinión? ¿Pueden ser sustentadas las interpretaciones estipuladas por ellos? ¿Existen debilidades en su presentación de los hechos?

Definitivamente es cierto que existen los “capítulos insertados” o “paréntesis” en el libro de Apocalipsis. También es cierto que la narración nos lleva hasta cierto punto y luego regresa a otro punto en otro tiempo, especialmente por medio de estos “capítulos insertados.” También debemos de recordar que gran parte del libro de Apocalipsis fue escrito en términos simbólicos y que existen analogías que no debemos de tomar de forma literal. Se requiere de un estudio cuidadoso para que no se cometan errores y se llegue a conclusiones que no pueden ser sustentadas por las escrituras.

Regresemos a Apocalipsis 11:15. “El séptimo ángel tocó la trompeta, y se levantaron grandes voces en el cielo, que decían: El reino del mundo ha venido a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo; y El reinará por los siglos de los siglos.” Existen varias preguntas importantes que debemos hacer en este punto: ¿Cuál es el momento preciso en que regresa Jesucristo? ¿Es cuándo suena la primera nota de la final trompeta? ¿Cuánto tiempo dura el sonar de la trompeta? ¿Cuándo es que ocurre la resurrección de los santos durante el sonar de la trompeta? Se supone que Cristo regresa y la resurrección se lleva a cabo inmediatamente cuando la trompeta comienza a sonar, pero ¿es correcta esta suposición? ¿Dice acaso la Biblia que esto es así?

Vayamos brevemente hacia adelante a Apocalipsis 16. Como se mencionó con anterioridad, aquellos que piensan que las Bodas del Cordero se llevan a cabo en el cielo dicen que este capítulo es un “inserto” y que no se relaciona con la secuencia cronológica. Sin embargo, si se lee cuidadosamente este capítulo, es claro que este no es un capítulo “insertado.” Tiene que ver con las siete últimas plagas, que son parte de la séptima trompeta. En otras palabras, estas plagas son parte de la secuencia cronológica del libro. Pertenecen a este tiempo y a ningún otro tiempo.

Note lo que dice Apocalipsis 16:15, que es durante el tiempo de la sexta plaga (Apocalipsis 16:12): “He aquí, vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela y guarda sus ropas, no sea que ande desnudo y vean su vergüenza.” Este versículo indica que Cristo no ha regresado aún. No dice: “He aquí, vine.” Dice: “He aquí, vengo.” Adicionalmente, ¿para quién es la exhortación: “Bienaventurado el que vela y guarda sus ropas, no sea que ande desnudo y vean su vergüenza”? Ciertamente no puede ser para los inconversos, ya que ellos aún no tienen ropas para guardar. Claramente estos son los convertidos, quienes no han resucitado aún y necesitan mantener su estado de justicia. Por lo tanto, este versículo claramente indica que Cristo no ha regresado aún y sus santos no han sido aún resucitados.

¿Pero, qué de Apocalipsis 14:1 en donde dice que Cristo está de pie sobre el Monte de Sión, que supuestamente es el cielo, habiendo citando a Hebreos 12:22 como “texto prueba”? El Monte de Sión se menciona en muchas profecías, que claramente indican que el sitio es Jerusalén y no el cielo. Note las siguientes escrituras: Isaías 4:5; 10:12; 18:7; 24:23; 29:8; 31:4; 37:32; Joel 2:1, 15, 32; 3:16; Amós 1:2; 6:1; Abdías 1:17, 21; Miqueas 4:7. Estas solo son algunas de las referencias proféticas del Monte de Sión. Si establecemos la premisa de que Cristo y los santos regresarán a la tierra al momento de la séptima trompeta, podríamos citar docenas de referencias proféticas para comprobar que el Monte de Sión de Apocalipsis 14:1 se refiere a Jerusalén.

Pero luego, ¿qué acerca de Apocalipsis 14:3 y 15:2-3 que parecen colocar a los santos resucitados ante el trono de Dios? ¿Acaso no dan estos versículos prueba concluyente de que están en el cielo y no sobre la tierra?

Regresemos a Apocalipsis 7, que habla acerca de los 144,000 y de la gran multitud. ¿Cuál es el tiempo de este capítulo? Trata acerca de sellar o proteger a los 144,000 y la gran multitud de las plagas que se llevarán a cabo próximamente (versículos 1-3). Por lo tanto, aún son seres humanos que pudieran ser lastimados por estas plagas si no estuvieran sellados. Ahora note los versículos 14-15: “Estos son los que han salido de la gran tribulación; han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero. Por eso están delante del trono de Dios y lo sirven día y noche en su templo. El que está sentado en el trono extenderá su tienda junto a ellos.”

El tiempo de esto es entre el sexto y el séptimo sello y antes de que suene la séptima trompeta, que es el tiempo del regreso de Jesucristo y la resurrección de los santos. Sin embargo, se nos dice que ellos “están delante del trono de Dios y lo sirven día y noche en su templo.” Sin embargo, siguen estando sobre la tierra. El verbo es “están,” y no “estarán.” Es una descripción de lo que están haciendo en este momento, no una descripción de lo que harán en el futuro. Estos son seres humanos físicos, no aún resucitados, quienes fueron protegidos y salvados de la Gran Tribulación. La frase “están delante del trono de Dios” debe de entenderse en el sentido figurado y no literalmente. Hoy en día, en nuestras oraciones a menudo afirmamos estar en la presencia de Dios y ante su trono. Por lo tanto, Apocalipsis 14:3 y 15:2-3 no son prueba de que los santos resucitados están literalmente ante el trono de Dios. La Iglesia siempre ha enseñado que Apocalipsis 14 es una referencia a Apocalipsis 7 y no existe nada en el capítulo que indicaría que se refiere a un período de tiempo distinto.

Regresemos ahora a Apocalipsis 19. El versículo 7 dice: “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque son venidas las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.” Sin embargo este versículo no dice que las Bodas del Cordero se llevan a cabo en el cielo. La verdad es que no dice el lugar donde se llevarán a cabo. Tampoco afirma que las Bodas del Cordero se llevarán a cabo antes del regreso de Cristo. El tiempo no se indica. Simplemente dice: “son venidas las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.” El versículo 9 también menciona las Bodas del Cordero, pero el lugar y el tiempo en que se llevarán a cabo simplemente no se menciona de manera específica.

Luego tenemos una descripción de que Jesucristo regresa montado sobe un caballo blanco (versículos 11-16). Luego en el versículo 17 leemos: “Ví a un ángel que estaba de pie en el sol, y clamó, a gran voz diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: «¡Venid y congregaos a la gran cena de Dios!” La secuencia de tiempo es después del regreso de Jesucristo. Por lo tanto, si se llegara a establecer alguna secuencia de tiempo, las Bodas del Cordero serían después del regreso de Jesucristo y por lo tanto sobre la tierra y no en el cielo.

Existen debilidades serias en la teoría de los que piensan que las Bodas del Cordero se llevarán a cabo en el cielo. Se intenta probar, citando una sola escritura, que el Monte de Sión es el cielo, y hacen caso omiso de las docenas de textos proféticos existentes que colocan el Monte de Sión en la tierra, en Jerusalén. Los versículos que hablan acerca de que los santos están en la presencia de Dios y ante Su trono son tomados literalmente, aún cuando en otros lugares la misma expresión es usada en el sentido figurativo. Es difícil determinar exactamente el instante preciso del retorno de Cristo y la resurrección de los santos, aunque entendemos que se llevará a cabo en algún momento durante el sonar de la séptima trompeta. La evidencia en contexto de Apocalipsis 19 es que las Bodas del Cordero se llevan a cabo después del regreso de Cristo a la tierra y no antes.

Finalmente, ¿es el caballo blanco de Apocalipsis 19 un querubín? No existe ninguna escritura que describe un querubín que tenga la forma de un caballo. Al contrario, se nos dice en muchas escrituras que tienen alas, tal y como se describe en Éxodo 25:20, y una cara, tal y como lo dice en Éxodo 37:9, que indicaría que tienen características faciales humanas. No existe ninguna evidencia en las escrituras que indique o compruebe que los querubines se parecen a algún animal, mucho menos a un caballo.

¿Significa esto entonces que Jesucristo regresará montado sobre un caballo literalmente? No. Como se mencionó antes, el libro de Apocalipsis tiene muchos símbolos y analogías. La descripción de que Cristo regresa a la tierra montado sobre un caballo (Apocalipsis 19), es con el propósito de indicar de que El viene con poder supremo y autoridad. Similarmente, así como los héroes conquistadores humanos de antaño entraban a la ciudad montados sobre un poderoso corcel blanco, Cristo (figurativamente) regresará a esta tierra con su supremo poder y autoridad conquistando a todas las naciones y pueblos que se opongan a su reinado.

Como puede ver, no todo lo que brilla es oro ni todo lo que se especula y se habla con la supuesta “autoridad bíblica” es necesariamente la verdad. Hay que estar velando y estudiando para estar listos y atentos a las “falsas doctrinas” que de vez en cuando surgen como “algo nuevo,” o como “una nueva revelación” a la Iglesia. En realidad, esta teoría de que las Bodas del Cordero se llevarán a cabo en el cielo no es algo nuevo. Es simplemente otra forma de la teoría del “Rapto Secreto.” El Señor Herbert W. Armstrong rechazó esta teoría hace muchas décadas y la Iglesia de Dios siempre ha rechazado esta especulación.

— Por Leon Walker

Obra Hispana de la Iglesia de Dios:
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Costa Rica • Ecuador • El Salvador • Guatemala • Honduras • México • Perú • Uruguay
Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697
888-9-COGWA-9
Sitio oficial en Inglés: www.cogwa.org
Sitio oficial en Español: www.iddam.org
Licencia Creative Commons
(cc) 2017 IDDAM.org de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.